El Big Data

El Big Data se refiere al gran volumen de datos y a su estructuración. La importancia no solo recae en la cantidad de datos, sino las acciones que se llevan a cabo una vez se recaban todos estos datos o cuando se consiguen. El big Data y su análisis, nos permite generar ideas que lleven a mejores decisiones y técnicas de negocio, dónde enfocar campañas o acciones publicitarias, y en qué nichos centrarnos.

Importancia del Big Data

El big data en las empresas es muy importante actualmente. En muchas ocasiones proporciona respuesta a preguntas que las empresas todavía ni tienen, es decir, es un punto de referencia desde el cual se impartirán acciones y estrategias.

Con una información tan amplia, la empresa es la que se encarga de cómo organizar esos datos y en qué medida. Cuáles son los importantes y dónde centrarnos. De esta manera se logrará identificar problemas de manera más concisa.

La recogida de amplias cantidades de datos y la búsqueda de tendencias y predisposiciones dentro de la información en sí, permite a las compañías actuar de manera mucho más rápida y eficaz ante los problemas que puedan surgir, imprevistos de cualquier tipo  y oportunidades.

Creación de valor para las empresas

Analizar el Big Data sirve de ayuda para las organizaciones aprovechando sus datos y usándolos para visualizar nuevas oportunidades. Esto lleva a movimientos de negocios más sutiles y eficaces, a clientes más felices y a mayores ganancias.

Las empresas pueden crear valor de diferentes maneras a través del big data.

 

Reducción de coste: Las amplias tecnologías de datos y la posición en la nube, ofrecen muchas ventajas en relación al coste de cara al almacenamiento de extensas cantidades de datos, aparte de reconocer formas más eficientes de realizar ventas y negocios.

Cuanta mayor rapidez, mejor toma de decisiones. Gracias a la velocidad que las diferentes herramientas, a la analítica en memoria y la capacidad de análisis, la información está disponible al momento para que las empresas puedan tenerla en cuenta y tomen decisiones al respecto sin demora.

Nuevos productos y servicios. Pudiendo medir las necesidades y deseos de los consumidores, y posteriormente su nivel de satisfacción, se crea un poder en la empresa de dar a los consumidores aquello que quieren y cómo lo quieren. Gracias al Big Data, cada vez más empresas están diversificando sus productos y servicios y ampliando sus gamas, entrando así en nuevos mercados.

Con la capacidad de medir las necesidades de los clientes y la satisfacción a través de análisis viene el poder de dar a los clientes lo que quieren. Con la analítica de Big Data, más empresas están creando nuevos productos para satisfacer las necesidades de los clientes.